La mejor manera de prevenir la temporada de resfriados y gripe es realizando la prevención mucho antes de que experimentemos síntomas.